Conoce a Amalí y sigue nuestra aventura

lunes, 12 de febrero de 2018

760.- Cuartas aventuras: Los animales

Seguimos avanzando en nuestro proyecto "Las aventuras de Amalí" consiguiendo nuevos niveles de sabiduría.
En este caso, nos tocaba conseguir la sabiduría de Papá, y para ello nos tuvimos que enfrentar a la cuarta aventura, una aventura con la que, ni más ni menos, descubriríamos muchas cosas sobre los animales africanos, ¡con lo que nos gustan!


Para comenzar, Amalí nos mandó un vídeo muy gracioso en el que pudimos conocer a los animales de la sabana. Pero, no sólo eso, sino que debíamos estar atentos porque Amalí nos iría haciendo preguntas sobre el mismo para asegurarse de que estábamos atentos.

Una vez que habíamos descubierto qué aventura teníamos que hacer, llegó el turno de ir a la Wix del proyecto a mirar qué retos debíamos superar:



Y sin prisa, pero sin pausa, fuimos superando esos retos y muchos otros que fueron surgiendo, ¡mirad qué bien trabajamos!

Cuarta aventura: Los animales from Carol on Vimeo.

No os perdáis cómo están viviendo esta gran aventura la tribu Turkana de la seño Cati y la tribu Tuareg de la seño Carmen.

¡Os seguiremos informando!

domingo, 11 de febrero de 2018

759.- Creamos un juego interactivo sobre animales africanos con Tiny Tap.

Dentro de la cuarta aventura sobre animales, nuestra querida Amalí nos mandó un reto muy especial... ¡hacer un juego interactivo sobre de animales africanos! Éste sí que era un reto difícil... Menos mal que Amalí nos dijo qué aplicación debíamos utilizar para hacerlo...

Así que, nos pusimos manos a la obra y en uno de los rincones estuvimos diseñando imágenes de qué animales queríamos que aparecieran, estuvimos escribiendo títulos en la tablet... ¡vamos! ¡haciendo la parte de diseño!


Una vez que más o menos lo tuvimos claro, nos pusimos manos a la obra. Para ello utilizamos los animales que habíamos hecho con las palmas de nuestras manos para el mapa de África ya que nos gustan muchísimo.

Cuando estuvo maquetado el juego, sólo faltaba grabar sus voces para completarlo. Para qué comprendieran cómo debían hacerlo, primero grabé la mía y, así todos comprendieron qué tenían que hacer. Luego, en asamblea, fuimos borrando la mía y ellos fueron plasmando y grabando sus propios textos con sus ideas, aprendiendo la importancia de estar en silencio y atentos mientras otros niños graban sus voces, es decir, potenciando el respeto hacia el compañero y el trabajo en equipo.




Y... ¡éste es el resultado! Pero, lo más interesante es que se puede descargar en la tablet o en el PC. Para ello, simplemente debéis instalaros la aplicación Tiny Tap y desacargar nuestro juego "Animales africanos". Así, podréis seguir jugando y aprendiendo en casa.

De todas maneras, os lo dejamos aquí enlazado para que podáis jugar directamente, ¡esperamos que os guste!

V

Además, dentro de poco tendremos también disponibles para jugar los de nuestras tribus amigas, la tribu Turkana de la seño Cati y la tribu Tuareg de la seño Carmen, ¡así nos enriquecemos todos!

miércoles, 31 de enero de 2018

758.- ¿Cómo juegan los niños y niñas en África?

A la vuelta de vacaciones Amalí nos tenía preparada una sorpresa muy especial y, es que, tenía que contarnos un secreto, el secreto que hace que los niños y niñas africanos sean tan especiales.
¿Cómo?, ¿qué vosotros tampoco sabéis cuál es ese secreto? Pues no os preocupéis porque en este vídeo la propia Amalí os lo va a contar.


Pero aún tenía otra sorpresa para nosotros y, es que, al día siguiente... ¡nos envió a su muñeca para que pasara unos días en nuestra clase!
¡Nos pareció preciosa! ¡qué ilusión poder aprender y descubrir cómo juegan los niños y niñas en algunos lugares de África!


Así que, en esta nueva aventura estamos, en la quinta ya, la que nos llevará a alcanzar la sabiduría de abuelos... ¡manos a la obra! ¡os seguiremos informando!


martes, 30 de enero de 2018

757.- Iluminamos nuestro león africano *Electrónica*

Hace unos viernes hicimos una actividad que fascinó a mis peques, ¡iluminar a un león africano!


¿Qué cómo hicimos eso?, pues muy sencillo. Simplemente necesitamos plastilina conductora, plastilina no conductora, una pila de petaca, unos cables, unas pilas led y unos conocimientos mínimos sobre electrónica.


Primero moldeamos al león con mucho cuidado. A continuación colocamos los leds teniendo en cuenta que una de las patillas debía estar en la cabeza del león y la otra en el cuerpo. Cuando lo tenemos hecho colocamos los cables en el lugar adecuado y...¡voilà! ¡Nuestro león se iluminó!
Fue una experiencia maravillosa y seguiremos trabajando en ello para seguir aprendiendo.



Iluminamos al león africano from Carol on Vimeo.

martes, 23 de enero de 2018

756.- Las aventuras de Amalí en el IES Gallicum

En el mes de diciembre tuve la suerte de participar en el curso "En busca del bálsamo de las Metodobras" exponiendo nuestro proyecto de gamificación "Las aventuras de Amalí" que como sabéis estoy llevando a cabo de manera colaborativa con mis queridas Cati y Carmen.


Conforme voy contando a compañeros mi manera de trabajar o, en este caso, nuestra manera de trabajar, más me voy dando cuenta que de la misma manera que mis alumnos y alumnas aprenden haciendo, en el caso del profesorado es igual.
Por eso, decidí organizar la ponencia en dos partes.
En la primera expliqué en qué consistía este proyecto al que tanto cariño tengo, así como qué estaba suponiendo tanto para mi alumnado como para mí misma.


Hablamos de gamificación, de aprendizaje de servicio, de pedagogía Montessori, de ABP, de tecnología... Y poco a poco fuimos esbozando este proyecto colaborativo a través de esta presentación.




Una vez que conocimos a Amalí y la manera de trabajar en el aula llegó el momento de jugar, ¿no estábamos hablando de gamificación?, pues eso...

Para ello llevé materiales para organizar varios rincones de la misma manera que hago con mis peques en clase y, con propuestas que ellos ya habían realizado o iban a realizar próximamente.

LECTOESCRITURA. Con unos QR en los que se escondían vídeos en los que la propia Amalí nos decía una adivinanza.


CONSTRUCCIONES. En el que construimos animales con plastilina conductora y no conductora para, después, dotarles de luz gracias a la electrónica.


MESA SENSORIAL. Allí les propuse jugar con la mesa de luz, buscando entre el pan rallado cucharas translúcidas. Estas cucharas tenían escritas letras y, con ellas, debían formar nombres de animales de la sabana, además de poder escribirlos en el pan rallado.


ROBÓTICA. Con tablero-juego y nuestra querida ratita a la que debían programar en orden para llegar a las diferentes casillas especiales y descubrir lo que contenían en su interior.


Para terminar os dejo un vídeo en el que podéis ver cómo estuvieron jugando por rincones, no sin antes agradecerles que vinieran a pasar la tarde conmigo y, por supuesto, agradecer también a Diego su disposición y que siempre me tenga en cuenta. Un abrazo.


Las aventuras de Amali en el ÍES Gallicum from Carol on Vimeo.

viernes, 8 de diciembre de 2017

755.- Casas africanas, robótica, realidad aumentada y formas geométricas.

Como ya os comentamos, desde hace unos días, tenemos a una nueva compañera robótica, la ratita Fresita, ¡es muy obediente y adora el queso!

Pero antes de ponerla a trabajar, tuvimos que investigar sobre las casas africanas y esforzarnos mucho para aprender sobre ellas: con qué se construían, qué formas geométricas tenían algunas de ellas, como podíamos construirlas en un plano y de manera tridimensional... Mucho trabajo, pero nada que con una buena dosis de juego y felicidad no se pueda hacer.

Cuando ya teníamos muchos conceptos claros, llegó el turno de utilizar la aplicación Flashcards AR para poder ver esas figuras geométricas que habíamos trabajado en realidad aumentada. Para ello, fuimos poniendo cada una de las tarjetas en la PDI y fuimos aprendiendo a "leerlas" con la tablet para que cobraran vida.


Uno a uno fuimos saliendo a leer las tarjetas con mucha paciencia y cuidado y, cuando todos entendimos cómo debíamos hacerlo llegó el turno de presentar el tablero de Fresita.
En él había diferentes casa enmarcadas en una figura geométrica: círculo, cuadrado, rectángulo, triángulo... Y otras casillas en las que aparecían las flashcards.
La dinámica del juego era muy sencilla. Yo les colocaba a Fresita en una de esas casas, ellos debían decirme qué forma tenía el marco de esa casa y buscar la flashcard correspondiente.
Una vez hecho esto, debían colocar el queso de Fresita en esa casilla y programar a Fresita para que llegara hasta allí y pudiera comer queso.


Cuando lo conseguían podían coger la tablet para ver esa figura geométrica y comprobar si lo habían hecho bien o necesitaban volverlo a intentar aprendiendo así de sus errores.


Y, de esta manera tan sencilla seguimos aprendiendo más y más sobre África, sobre robótica, sobre Realidad Aumentada y sobre matemáticas... Bueno, y como sigamos trabajando así de bien Fresita va a coger un empacho de queso jajajajajaja.



No os perdáis cómo están viviendo esta gran aventura la tribu Turkana de la seño Cati y la tribu Tuareg de la seño Carmen.

jueves, 7 de diciembre de 2017

754.- Fresita y el poblado Tiebele *Robótica*

Tras unos días disfrutando de Bee-bot, nuestra querida abejita tuvo que marchar hacia otra clase dónde otros niños y niñas le estarían esperando con los brazos abiertos.
Así que como Amalí sabía que nos gustaba jugar mucho con ella, decidió mandarnos una sorpresa, ¡otro robot! Pero esta vez, no tenía forma de abeja, sino de ratita.

Tras algunas propuestas, debates y votaciones decidimos llamar a nuestra ratita Fresita, ¡es tan bonita! ¡qué suerte que Amalí nos la enviara!


Así que, desde entonces, los retos robóticos los debemos cumplir con Fresita que también es muy obediente si sabes en qué idioma hablarle.

En uno de los retos Amalí nos había hablado del poblado Tiebele y estuvimos mirando atentamente las imágenes que nos mandó, ¡eran realmente preciosas! ¡toda una obra de arte!



 Amalí nos pidió que con rollos de papel higiénico hiciéramos nuestro propio poblado Tiebele, dibujando sobre ellos todo lujo de detalles para que quedaran tan bonitos como el original. Así que pedimos a nuestras familias que nos fueran trayendo al cole rollos de papel y nos pusimos manos a la obra.
Una vez que tuvimos las casas hechas, llegó el turno de presentárselas a Fresita. Para ello nos reunimos todos en asamblea y planteamos la actividad.
Fresita tenía su casilla de salida y siempre debía estar colocada allí. Después un compañero debía elegir la casa del poblado que más le gustara y colocarla en otra casilla diferente, la que él o ella quisiera.


A continuación, por parejas o tríos debíamos enmarcar el camino que debía seguir Fresita para llegar a ella, algo que a priori puede parecer sencillo, pero que tiene su complicación, ya que debemos estar muy atentos de no hacer una barrera que impidiera el paso de nuestra ratita.

Cuando ya lo teníamos llegaba el turno de programar a Fresita. Para ello íbamos contando las casillas que debía recorrer y verbalizando cada uno de los comandos con los que deberíamos programar a Fresita. Una vez hecho esto, les propuse ir un paso más allá y utilizar las tarjetas de comandos que tenía la ratita para marcar el lenguaje de programación. Era muy difícil, pero nosotros somos muy valientes.


Y, así, poco a poco, todos fuimos participando y presentando nuestro poblado a nuestra nueva amiga.

No os perdáis cómo están viviendo esta gran aventura la tribu Turkana de la seño Cati y la tribu Tuareg de la seño Carmen.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...